Taller sobre implantes cocleares para niños

WhatsApp Image 2021-04-23 at 11.12.05 (1)

 

Los profesionales de la audiología nos preocupamos siempre de formar a los profesores que tienen un niño con hipoacusia en el aula, pero nos olvidamos de la importancia que tiene que también los niños conozcan información acerca de la hipoacusia, como por ejemplo cómo se siente y cómo oye su compañero con audífono o implante coclear. Es por esta razón, que el Centro Isabel Olleta ha organizado un taller para ellos, los niños y niñas que comparten aula con un niño con hipoacusia.

Estas son algunas dudas que los niños planteaban a su compañero y que resolvimos en este taller que se realizó el viernes 23 de abril:

– ¿Escuchas mejor?

– ¿Qué te ha pasado para no oír?

– ¿Te han hecho más de una operación?

– ¿Duele la operación?

– ¿Te han conectado algo con alguna parte del cuerpo?

– ¿Oyes pitidos?

– ¿Oyes algo raro?

– ¿El implante molesta?

– ¿Podrás hacer educación física?

– ¿Puedes jugar en el patio?

– ¿Seguirás necesitando el equipo FM en clase?

Consideramos que este tipo de talleres puede ayudar a mejorar el concomiendo de los audífonos e implantes cocleares y, como consecuencia, que el niño con hipoacusia pueda integrarse mejor en su entorno escolar.

WhatsApp Image 2021-04-23 at 11.12.05WhatsApp Image 2021-04-23 at 11.12.06 (1)WhatsApp Image 2021-04-23 at 11.12.06

¿Cuántas veces hemos escuchado eso de “Ya hablará”, “al final todos hablan”?

Ya hablará

¿Cuántas veces hemos escuchado eso de “Ya hablará”, “al final todos hablan” o “el mío tenía cuatro años y aún no hablaba nada y ahora, ya ves, no calla”?

Parece que en general no tenemos una idea clara de cuándo un niño tiene que empezar a hablar o tiene que hablar bien. Hay infinidad de tablas y estudios que nos dan unos hitos básicos en el desarrollo del lenguaje y que nos dicen que el registro fonológico no está cerrado hasta los 7 años de edad, es decir, que un niño está aprendiendo a hablar los primeros 7 años de su vida y no es demasiado preocupante que determinados sonidos no estén presentes en su lenguaje oral a determinadas edades.

Sin embargo, la primera referencia es fácil, un niño de dos años tiene que manejar un vocabulario mínimo de 50 palabras y realizar frases de dos elementos, y un niño que empieza su periodo de escolarización en la etapa de infantil tiene que ser capaz de expresar sus deseos y necesidades por medio del lenguaje y que dicho lenguaje sea inteligible para cualquier persona que se comunique con el niño y no sólo con sus familiares más cercanos.

Frente a esto, encontramos que hay un tanto por ciento elevado de niños que empiezan el colegio y presentan algún problema de lenguaje que puede ir desde una simple “lengua de trapo” hasta un trastorno de su desarrollo, en el que quedarían englobados los aspectos no solo expresivos sino también comprensivos, comunicativos, afectivos y sociales del lenguaje.

“Los límites de mi lenguaje, representan los límites de mi mundo”.

-Ludwing Wittgenstein-

desarrollo-lenguaje-bebes

La mentira del «ya hablará»

A menudo las alarmas saltan en los padres cuando en la guardería o en el colegio ven a sus hijos con los otros niños de su edad y se dan cuenta de que “los suyos no hablan”. Esa primera duda que asalta a las familias marca el momento de tomar parte en el asunto y consultar con un profesional.

No todos los niños que con dos años no hablan van a desarrollar posteriormente un trastorno del lenguaje, pero sin duda, la detección precoz y la atención temprana de las posibles dificultades es la manera de minimizar las consecuencias de las mismas. No hay motivo para esperar más.

En el desarrollo del lenguaje el tiempo juega en contra y son los profesionales del lenguaje junto con los padres, los que deben decidir si empezar o no una terapia logopédica, la temporalidad de la misma y los objetivos a cumplir.

En definitiva, la comunicación y el lenguaje (oral, gestual, pictográfico…) son el vehículo para un desarrollo pleno como personas y seres integrantes de una comunidad hablante, y por ello es necesario que los niños adquieran esas habilidades cuanto antes. El “ya hablará” no es una opción, hay que recuperar el tiempo perdido y cuánto antes se haga mejor.

Artículo escrito por Mónica Sanz, logopeda y coordinadora del Centro Isabel Olleta

“Tratar con cuidado. Contiene sueños”, el cartel invisible que llevan todos los niños

Niño en un puente mirando delfines

Todos los niños están hechos de un material delicado, inocente, quebradizo, onírico, magnífico. Todos ellos son mentes burbujeantes que transforman sus juegos en sueños por crear y aspiraciones por cumplir.

Cuando contemplamos a los niños tenemos que ser conscientes de eso, de que somos sus entrenadores, los responsables de sus ensueños, de sus ganas por vivir, de su autoestima y, en definitiva, de su construcción.

Esto es esencial si nos paramos a meditarlo. Si pensamos en construir una casa, enseguida nos damos cuenta de que tenemos que empezar por la base, ya que si la empezamos por el tejado no hay nada que la sostenga. Con la educación pasa lo mismo, si queremos una base sólida tenemos que comenzar a construirla cuanto antes, desde abajo o, lo que es lo mismo, desde las edades más tempranas.

niños mirando globos

Todos los niños tienen necesidades especiales

Todos los niños tienen necesidades especiales porque cada niño es único. Desde su ritmo de aprendizaje hasta la expresión de sus ideas, emociones y sentimientos, TODO EN LOS NIÑOS ES PERSONAL E INTRANSFERIBLE.

A los pequeños hay que darles amor y respeto en grandes cantidades. Hay que escuchar sus ideas, sus locuras y sus sueños. Cerrar los ojos y encandilarnos con sus palabras y con sus aspiraciones.

El primer paso, sin duda, es dedicarles TIEMPO. Eso significa mantener la calma ante una rabieta, ayudarles a manejar sus emociones, darles estrategias de regulación, jugar con ellos, introducir la creatividad en su vida y, en definitiva, no ponerle límites a sus sueños.

A educar se aprende educando. Esto parece una obviedad y, por ello, tenemos que prestar especial cuidado en no caer en falsas creencias. No lo sabemos todo y, desde luego, no todo lo que “intentamos” lo estamos haciendo en el momento adecuado (para ellos y para nosotros) o en la intensidad adecuada.

Niño dando un beso a su amiga

Eso de “la teoría me la sé pero la práctica es otra cosa” es un escudo que nos ponemos, una barrera que nos limita a la hora de abrir nuestra mente y caer en la cuenta de que quizás no estamos poniendo todo el empeño que deberíamos si queremos cambiar algo de nuestro estilo de crianza.

No obstante, sin desviarnos del tema central de nuestro artículo, debemos destacar que el pilar esencial de la educación es dar alas a nuestros hijos para que cumplan sus sueños. Si les limitamos con frases y actitudes del tipo: “esto es muy difícil para ti”, “como sigas por ese camino solo vas a ser un delincuente”, “no hagas esto a tu manera, hazlo a la mía”, etc., solo vamos a conseguir niños inmóviles, niños indefensos, conformistas y sin aspiraciones.

Conservar su cartel, conservar sus sueños

Si les damos esperanza, los niños tendrán esperanza. Si confiamos en ellos e incluso dejamos que se tropiecen, aprenderán nuevas estrategias. Con nuestro miedo irracional, solo lograremos generarles ansiedad y desconfianza en sí mismos. Los haremos frágiles y ROMPIBLES, provocaremos que se transformen en quienes no son o, mejor dicho, en quienes ellos no quieren ser.

Ese es un precio tan alto que no podrán asumirlo, pues se convertirá en un valor al alza en su vida. Por eso, la única urna de cristal que tienen que conservar los niños en la etapa en la que están es aquella en la que depositan sus sueños, las creencias sobre sí mismos, su autoestima. Es a ella a la que se podrán aferrar cuando algo vaya mal, es decir, cuando se encuentren con las barreras propias del entorno.

Porque esas barreras son las únicas que no podremos eliminar de su camino, son las que van a estar ahí presentes aunque nosotros odiemos su existencia. Por eso la infancia es el momento más importante de la vida, porque es ese instante cuando los suspiros no se producen al pensar en imposibles.

Es esa etapa en la que no hay nada que se te resista, en la que tus cualidades son tuyas y de nadie más, en la que no te miras al espejo comparándote con el de al lado, en la que si admiras a alguien es por su heroicidad. Así que ayudad a los niños a buscar sus cualidades cada día, preguntadles por su momento favorito del día, por su deporte preferido, por las cosas que se les dan bien.

Dejadles que se sientan importantes, que os enseñen a recortar, a hacer un dibujo, a moldear plastilina, a darle al balón con potencia. Dejadles que se entusiasmen, que aprendan que tienen mucho que aportar aunque sean “pequeños”. Y, para que crezcan, mostradles mil y una maneras de hacer las cosas, de controlar sus enfados, de compartir su desagrado y su alegría.

No dejéis que se vayan a la cama sin haberse dicho cosas maravillosas a sí mismos, sin destacar sus mejores cualidades más agradables, sus logros, sus sueños y sus aspiraciones. Ganad tiempo, ganad calidad, valorad sus éxitos, comunicaros con ellos. Porque os lo aseguro, es más fácil criar a un niño fuerte que reparar a un adulto roto. 

Imagen principal cortesía de Karin Taylor

Artículo de Raquel Aldana en lamenteesmaravillosa

XV Jornadas sobre Atención Temprana en Córdoba

FOTO-PORTADA-CONGRRESO-ATENCION-TEMPRANA

Durante los días 16 y 17 de marzo han tenido lugar las XV Jornadas sobre Atención Temprana en Córdoba. Isabel Olleta junto con la Dra. Marisa Poch Olivé, el Dr. Alberto García Oguiza y la Dra. Beatriz Fernández Vallejo han presentado la comunicación «Atención temprana del niño con dificultades auditivas de 0 a 12 meses». 

Os dejamos algunas imágenes del evento, el cual ha resultado realmente enriquecedor.

8818eea1-5c1a-45af-bb79-e34d1776a046 ad81097b-a745-44a9-9f95-7f0d7d7baca8 7c4c5e18-fb5b-4289-9f9f-84239879c10be20538dc-e3e8-4e82-bcb6-188e55754f30

c24bf21d-585a-4105-850c-f349c5ba187b

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR